Los incendios que apagamos gracias a las acequias. ¿Qué nos dirán en el futuro?